Sham estudia la prevención del riesgo quirúrgico

11/09/2017

Médicos hospitalarios y especialistas de Sham han analizado los expedientes de siniestros relacionados con cirugías de su base de datos entre 2008 y 2011. Su estudio concluye que usar los listados de verificación quirúrgica reduce los eventos adversos (EAs) en casi un 20%1.   

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) , en países industrializados se han registrado complicaciones importantes en el 3-16% de los procedimientos quirúrgicos que requieren ingreso, con tasas de mortalidad o discapacidad permanente del 0,4-0,8% aproximadamente2.

 La mitad de estas complicaciones se consideran evitables. Por ello, la OMS lanzó en 2009 una lista de control de diferentes puntos de seguridad en el momento de la cirugía que incluye el control de marcaje físico para reducir los errores de sitio o de procedimiento. Sin embargo, en 2010, la lista de verificación de la Alta Autoridad Sanitaria francesa (HAS) no seleccionaba como un punto de control dicho marcaje, para dejar la iniciativa a los cirujanos e instituciones de exigir, o no, dicho procedimiento.

Objetivo del estudio

El objetivo del estudio realizado por los especialistas de Sham era medir la utilidad de la implantación del listado de verificación quirúrgica (LVQ o Check-List) en la prevención de siniestros. Además, con este estudio también se valoró la diferencia entre dos tipos diferentes de LVQ, el recomendado por la HAS y el recomendado por la OMS.

Metodología y análisis

El estudio consistió en analizar, a posteriori, los expedientes de siniestros pertenecientes a reclamaciones presentadas en los años 2008 a 2011. Los siniestros debían tener relación con el acto quirúrgico, debían haber terminado en condena judicial o indemnización y debían encontrarse cerrados para su correcto estudio.

Resultados

El 14% de los EAs podían haberse evitado mediante la utilización del LVQ de la HAS y el 18% mediante la utilización del de la OMS. Las especialidades implicadas fueron Traumatología (36%), Cirugía General y del Aparato Digestivo (17%) y Ginecología (12%). Los tipos de eventos adversos más frecuentes fueron: en un 40% complicaciones intraoperatorias debidas a un error humano, en un 19% un error terapéutico (equivocado, insuficiente o tardío), en el 9% oblitos y en otro 9% defectos de comunicación o consentimiento.

El análisis de los factores contribuyentes demostró en un 56% factores cognitivos como errores de juicio clínico, falta de vigilancia o defectos de seguimiento; en el 33% defectos técnicos por error humano intraoperatorio y en un 14% problemas de comunicación tanto con el paciente como entre el equipo. Ello supone que en más del 90% de los casos hubo factores humanos implicados en la provocación del EA.

Conclusiones

La principal conclusión del estudio es que tanto el listado de la HAS como el de la OMS ayudan indudablemente a la prevención de EAs. Por tanto, los listados de verificación quirúrgica son una herramienta necesaria que requiere ser bien utilizada pero que no es suficiente por sí sola. Se deben aumentar los esfuerzos en la consideración de factores humanos (vigilancia, comunicación, toma de decisiones) a través de la formación individual y de la mejora del trabajo en equipo.

 

Referencias:

1 Jean-Philippe GUERIN*1, Alexandre THEISSEN1, Frédéric FUZ2, Isabelle ROUQUETTE VINCENTI1, Vincent PIRIOU3, Guillaume DE SAINT MAURICE4 et Comité Analyse et Maîtrise des Risques de la SFAR 1DAR, CH Princesse Grace, Monaco, 2Direction internationale, SHAM, 3Anesthesie reanimation, HCL, Lyon, 4 DAR, HIA Percy, Paris, France.

2 La cirugía segura salva vidas - WHO/IER/PSP/2008.07