El análisis del riesgo quirúrgico, ganador del III Premio Sham

26/01/2019

Ana Isabel Alguacil Hospital Clinico San Carlos Premio Sham

El Hospital Clínico San Carlos de Madrid resultó ganador del III Premio Sham de Gestión del Riesgo Sanitario por su trabajo “Análisis del riesgo del proceso quirúrgico”. Un proyecto con un objetivo muy claro: mejorar la seguridad de los pacientes que van a ser intervenidos en quirófano mediante la identificación y análisis de riesgos, la priorización de soluciones y la evaluación del impacto. Sobre cómo surge este trabajo, cómo se ha llevado a cabo en un hospital de alta complejidad como el Clínico San Carlos y sobre próximos pasos hablamos con Ana Isabel Alguacil , coordinadora de Calidad del centro.

  • ¿Qué destacaría del proyecto que han presentado y que ha resultado merecedor del III Premio Sham?

La implicación de todo el equipo de trabajo, que desde el principio han entendido la relevancia del trabajo que estamos desarrollando y están absolutamente comprometidos  para mejorar la seguridad del paciente quirúrgico.  

  • ¿Cuáles eran los objetivos al analizar el riesgo del proceso quirúrgico?

El objetivo principal de este trabajo es mejorar la seguridad de los pacientes que van a ser intervenidos quirúrgicamente.   

  • ¿Qué resultados han obtenido hasta ahora?

Se están identificando todos los posibles fallos que se pueden producir durante el proceso quirúrgico, las causas por las que se producen y las consecuencias que tienen en el paciente, de forma que podamos intervenir para eliminar los fallos y minorar las consecuencias. Hasta ahora se va dibujando un escenario con interesantes propuestas por parte de los profesionales y se han detectado puntos críticos que no habíamos tenido en cuenta hasta ahora.

  • ¿De qué forma es aplicable este proyecto en el día a día de su hospital y podría serlo en el de otros centros?

Ese es precisamente el ánimo de este estudio, que es totalmente aplicable en el día a día porque se está trabajando sobre los problemas que se presentan en el día a día, la frecuencia con la que se producen, el impacto que tienen en los pacientes y la efectividad de las barreras que ahora mismo tenemos.

Justo porque queríamos que fuera útil para cualquier centro, estamos trabajando con mucha exhaustividad detectando todos los posibles fallos en cualquier actividad, de forma que cualquier posible fallo en cualquier quirófano, nosotros lo hayamos detectado previamente. Y  trabajamos en un escenario real de recursos limitados para abordar las soluciones, pues en la priorización de problemas estamos teniendo en cuenta la factibilidad de las soluciones, cosa que hasta ahora ningún proyecto de este tipo había tenido en cuenta.

  • ¿Cuál es el próximo paso de su proyecto?

Estamos en pleno desarrollo del trabajo, de hecho se ha consolidado la actividad de análisis del riesgo del proceso quirúrgico como una actividad semanal que se lleva a cabo todos los martes a las 8 de la mañana. Pretendemos completar toda la información con las propuestas de mejora y conseguir financiación para elaborar un software adaptado.

  • ¿Qué supone haber sido los ganadores de la tercera edición del Premio Sham de Gestión de Riesgos Sanitarios?

Es un reconocimiento al esfuerzo de todo el equipo implicado en el proyecto y que, de forma generosa y con espíritu crítico, está mostrando abiertamente todos los posibles modos que tenemos de fallar en el proceso quirúrgico, pero también un reconocimiento al ingente trabajo, tiempo y esfuerzo dedicado a un proyecto del que pueden beneficiarse todos los hospitales con actividad quirúrgica. El Premio Sham es un refuerzo para seguir­ y para terminar nuestro proyecto”.

  • ¿A qué van a destinar los 6.000 € del premio?

En el Hospital Clínico San Carlos ya tenemos experiencia en tomar la iniciativa para desarrollar proyectos de análisis del riesgo, pues hace 10 años los radiofísicos de nuestro hospital empezaron a desarrollar el análisis del riesgo del proceso de radioterapia, lo cual se ha acabado convirtiendo en el proyecto Matrices de Riesgos en Radioterapia (MARR), que ha sido transpuesto a una directiva europea para que sea obligatorio la identificación del riesgo en cualquier hospital que disponga de radioterapia en su cartera de servicios y ahora es un proyecto que lidera y apoya el Ministerio de Sanidad.

Con este proyecto pretendemos que el Hospital Clínico San Carlos tome de nuevo la iniciativa, en este caso para el proceso quirúrgico, de forma que consigamos que la identificación de riesgos en el proceso quirúrgico sea obligatorio para cualquier hospital con actividad quirúrgica. La financiación que obtenemos con este premio nos abre el camino para empezar a invertir en desarrollar un software orientado a la gestión del riesgo quirúrgico en cualquier hospital.