Las exigencias del baremo sanitario

19/04/2018

Pierre Yves Antier Sham España

Pierre Yves Antier, CEO de Sham España

Desde 2013 el Consejo Asesor de Sanidad está trabajando sobre un baremo de indemnización de los daños ocasionados como consecuencia de actos médicos, lo que en el sector se conoce como el baremo sanitario. En la actualidad, para la valoración de las secuelas relacionadas con actos y técnicas médicas se utiliza el baremo de indemnizaciones en accidentes de circulación , lo cual es lógico si tenemos en cuenta que muchas de las secuelas recogidas en el conocido como baremo de tráfico pueden también reproducirse en el ámbito médico, independientemente de que sean consecuencias de un accidente de coche o de un accidente médico. No cambia su naturaleza, ni las dolencias que producen a una víctima. Sin embargo, muchas secuelas no están recogidas en dicho baremo de circulación, ni las circunstancias de las víctimas son las mismas, de ahí la necesidad de contar con un baremo sanitario específico.

A día de hoy no sabemos cuáles van a ser los importes contemplados en el baremo, pero entendemos que serán similares a los del de tráfico, el cual, según los últimos datos, ha supuesto un incremento de entre un 15 y un 25% en las indemnizaciones a las víctimas. La idea de la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, es acercar las indemnizaciones al nivel que tienen en otros países europeos.

Estos previsibles aumentos de las indemnizaciones tendrán consecuencias para las aseguradoras, que pagarán siniestros más caros, y para los asegurados, que verán subir las primas. Pero, sobre todo, tendrá consecuencias para los centros sanitarios y para los médicos, que deberán tener contratado un límite de cobertura que sea suficiente y adaptado a las indemnizaciones contempladas en el baremo sanitario, ya que lo más importante es tener una cobertura suficiente en caso de tener un accidente médico grave.