Otra manera de asegurar

22/01/2018

PierreYves_Antier

Habitualmente las compañías de seguros consideran que lo han hecho bien cuando han pagado los siniestros de sus clientes. El proceso habitual de trabajo de estas empresas  comienza con un estudio inicial del riesgo para poder valorarlo y comprobar si entra en la política de suscripción. Después se fija una prima, se cobra y se espera a que suceda algún siniestro. Cuando ocurre, la aseguradora asume el coste, intentando hacer el pago lo más rápido posible. Solo en algunos casos más complejos, como puede ser el de los riesgos industriales, el asegurador puede hacer una visita de las plantas o factorías para ajustar la prima. Pero entre esta fase de análisis inicial y el siniestro –que no siempre se produce– el asegurador no tiene por qué contactar con su cliente. Dicho de otra manera, las compañías de seguros no intentan influir sobre la probabilidad de ocurrencia de un siniestro.

La manera de actuar de Sham España es totalmente distinta. Nosotros también analizamos el riesgo antes de asegurarlo y por supuesto pagamos los siniestros, pero estamos al lado de nuestros clientes durante toda la vigencia del contrato. El análisis del riesgo que hacemos consta de una o varias visitas a los hospitales o clínicas que vamos a asegurar y, desde ese momento, se establece un dialogo entre los responsables de seguridad del paciente en el centro sanitario y el médico experto de Sham España. De este dialogo nacen una serie de mejoras, cuya puesta en marcha se consensua con los directivos del hospital. Además, a petición del centro se organizan sesiones de formación sobre temas de prevención para los médicos y resto de personal sanitario.

En Sham, siendo una mutua cuyos consejeros son directores de hospitales y de clínicas, no tenemos como objetivo hacer beneficios, sino ayudar a nuestros clientes a mantener el coste del seguro dentro de unos límites asumibles.

El riesgo de responsabilidad civil (RC) sanitaria es, por su propia naturaleza, inflacionista. El coste de los siniestros aumenta cada año y, en consecuencia, las primas también, hasta que llegue un momento en que éstas sean demasiado altas como para ser asumibles por las entidades sanitarias. Esto ya sucedió en Francia y en Italia hace unos años. En la actualidad, en España hay comunidades autónomas que no tienen seguro de RC sanitaria, o lo tienen pero con una cobertura muy reducida que no aporta a los médicos la tranquilidad que ellos desean y necesitan.

Por eso, hay que establecer una cooperación constante entre los responsables de los hospitales y los especialistas en gestión de riesgos. Según la experiencia del mercado francés, donde Sham lleva trabajando 90 años y cuenta con el 60% de cuota de mercado, una gestión adecuada de la seguridad del paciente permite de reducir en un 20% el número de eventos no deseados. Si a esta disminución de la frecuencia se suma una defensa activa de los médicos demandados se entiende que la prima se mantendrá en limites asumibles.

Lo que Sham España aporta a las comunidades autónomas, a los hospitales y clínicas españolas es su amplia y contrastada experiencia en la gestión de riesgos. No hay secreto, ni tampoco wishfull thinking. Como mutua aseguradora de responsabilidad civil sanitaria, en Sham consideramos que lo primero es ayudar a nuestros clientes a aumentar su nivel de seguridad clínica, un terreno donde siempre hay margen de mejora. Y si, a pesar de ello, se produce un siniestro, estaremos al lado del médico y del hospital para contener sus consecuencias. Es otra manera de hacer seguros.

 

Pierre Yves Antier, CEO de Sham España