Comparación de las reclamaciones por error diagnóstico en EE.UU. y Francia

19/01/2018

Los errores diagnósticos en los hospitales siguen siendo una de las causas más importantes de accidentes médicos y de reclamaciones de responsabilidad civil médica. ProAssurance y Sham han realizado un estudio retrospectivo de las reclamaciones de mala praxis médica en Estados Unidos y Francia relacionadas con supuestos errores de diagnóstico. El estudio ha sido presentado en formato póster en el último congreso de la Sociedad para la Mejora del Diagnóstico en Medicina (SIDM, por sus siglas en inglés) celebrado en Boston.

Objetivo y metodología del estudio

El objetivo del estudio era identificar factores que contribuyen a la ocurrencia de errores, así como desarrollar sugerencias de mejora del proceso diagnóstico.  

Utilizando las reclamaciones ya cerradas con que contaban ProAssurance y Sham, se identificaron aquellas con características similares para la comparación. Así, tenía que tratarse de reclamaciones que alegaran un error de diagnóstico en el ámbito hospitalario, que hubieran sido cerradas en 2014 con el pago de una indemnización (después de un acuerdo amistoso o de un proceso judicial). La determinación inicial del error diagnóstico se estableció en función de las alegaciones principales vinculadas a cada reclamación.

Entonces se examinó cada caso desde un punto de vista médico y jurídico con el objetivo de definir las potenciales causas, así como los factores que contribuyeron al error diagnóstico. Los materiales utilizados en el proceso de revisión fueron informes médicos, periciales y resúmenes de los casos. Se excluyeron del estudio aquellos casos en que los expertos no encontraron indicios de mala praxis. Después de todo ello, los autores del estudio utilizaron estadísticas descriptivas para revisar los factores relacionados con los pacientes, los médicos y las organizaciones sanitarias que pudieron provocar o exacerbar las reclamaciones por error diagnóstico.

Resultados

En total 150 reclamaciones cumplieron los criterios de inclusión en el estudio (107 de Sham y 43 de ProAssurance). El 55% de los reclamantes fueron mujeres y el 45% hombres. La mayoría de los pacientes implicados en estas reclamaciones eran adultos, con una media de edad de 54 años en las reclamaciones de ProAssurance (EE.UU.) y de 41 años en las reclamaciones de Sham (Francia).

Del total de reclamaciones, el 75% de los errores se dieron en la atención de emergencia. De hecho la mayoría de los casos se habían producido en los servicios de urgencias (45%). El resultado del error en los pacientes fue, casi siempre, serio, conllevando el fallecimiento del enfermo (22%) o produciendo daños permanentes significativos.

De media los autores del estudio identificaron 2,1 causas o factores que contribuyeron al error: la falta de realización de pruebas complementarias (47,3%), la inadecuada exploración física del paciente (24%), la incorrecta interpretación de pruebas (28,9%) y y el fallo en la derivación o búsqueda de la opinión de otro especialista (14%).

Discusión

Las reclamaciones revisadas en este estudio arrojaron resultados similares en múltiples áreas independientemente del país de origen (EE.UU. o Francia). Por ejemplo, los investigadores observaron un problema fundamental: fallos de comunicación entre los miembros del equipo asistencial. También identificaron varias reclamaciones con limitada documentación en la historia clínica. Concretamente, las decisiones relacionadas con el proceso diagnóstico no siempre aparecían reflejadas, especialmente las relativas al diagnóstico diferencial .

La imposibilidad de acceder a la historia clínica o la falta de sistemas de interoperabilidad también limitó o impidió el oportuno intercambio de información y resultados clínicos en muchas reclamaciones, tanto en Estados Unidos como en Francia. 

Conclusiones

Los resultados de este estudio están en línea con los de otros estudios similares. Aunque la complejidad es inherente al diagnóstico médico, muchos de los errores identificados en las reclamaciones estudiadas eran evitables. Y dichos fallos diagnósticos son una fuente importante de reclamaciones por parte de los pacientes. Por eso hay que trabajar en las oportunidades de mejora en la gestión de riesgos identificadas.

 

Oportunidades de mejora