El nuevo baremo, ¿retroactivo?

11/09/2017

El pasado 1 de enero de 2016 entró en vigor la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación . Dicha normativa incluye un sistema para la valoración de los daños y perjuicios y consiguiente indemnización a las víctimas de accidentes de tráfico, conocido como baremo de autos, siendo su uso obligatorio en éste ámbito.

Según se contempla en la disposición transitoria de la Ley 35/2015, la misma se aplicará únicamente a los accidentes de circulación que se produzcan tras su entrada en vigor, por lo que, si el accidente se hubiera producido antes del 1 de enero de 2016, subsistirá y será de aplicación el sistema previsto en la normativa anterior. Este hecho tiene una gran transcendencia ya que el nuevo baremo ha aumentado notablemente las indemnizaciones, especialmente en los casos más graves (grandes lesionados o fallecimiento), buscando la garantía de una compensación suficiente.

Dicha norma prevé, expresamente, en su disposición adicional tercera, que la misma servirá como referencia para una futura regulación del baremo indemnizatorio de los daños y perjuicios sobrevenidos con ocasión de la actividad sanitaria. Mientras no se dicte una norma específica para el ámbito sanitario, el baremo de autos continuará siendo aplicable al ámbito sanitario, lo que ya venía haciéndose en el anterior baremo, por ser un criterio orientativo para el cálculo de las indemnizaciones por mala praxis médica , pero su aplicación, a diferencia del ámbito de circulación, no es obligatoria.

Este hecho ha planteado dudas acerca de la posibilidad de aplicación retroactiva del baremo de autos a actos médicos ocurridos anteriormente a su entrada en vigor. En un reciente encuentro organizado por la Fundación Uniteco y la Escuela de Técnica Jurídica , en la que participaron diversas Compañías Aseguradoras, entre ellas Sham España, se ha analizado esta posibilidad.

Tal como sostuvo en dicho acto Antonio Salas Carceller, magistrado de la Sala Primera del Tribunal Supremo, el juez “tiene libertad para aplicar el baremo como mejor considere, siempre y cuando no estemos en el ámbito de accidentes de circulación”. Así, el citado Juez del Tribunal Supremo defendió que al no estar losjueces obligados a aplicar el baremo fuera del ámbito de la circulación, “pueden perfectamente tanto no aplicarlo, como aplicar el nuevo baremo a hechos ocurridos con anterioridad a su entrada en vigor”, y que dicha aplicación no supondría en modo alguno vulneración de Ley.

Este hecho, en principio favorable a la víctima, podría suponer un grave perjuicio para el médico asegurado, quien puede encontrarse desprotegido al contar con capitales insuficientes en su póliza de Responsabilidad Civil .

La Juez del Juzgado de Primera Instancia nº 44 de Madrid, María José Lorena Ochoa Vizcaíno, contestó recalcando la importancia tanto de la prueba pericial como de la fundamentación y estrategia de defensa por parte de los abogados, quienes ayudarían a los jueces a aplicar el baremo más “justo”. Por tanto, no se aplicaría el nuevo baremo: “si existe una desproporción demasiado grande entre la obligada indemnización y el capital que un médico tenía a su disposición en el momento del siniestro”.

Teniendo en cuenta todo ello, desde Sham España recomendamos nuevamente, como se ha venido haciendo desde la publicación de la citada norma, la contratación de pólizas de seguro de responsabilidad civil con capitales suficientes y adaptados al riesgo de la actividad llevada a cabo por nuestros asegurados.